El deporte mejora el rendimiento cognitivo y de otras áreas en niños.


Una Investigación de la Universidad Católica de Valencia demuestra que el deporte mejora el rendimiento cognitivo y de otras áreas en niños.
No hay dudas que cada vez más estudios demuestran que la práctica del deporte es beneficiosa para la salud.
Un estudio de investigación realizado por el Instituto Universitario de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte de la Universidad Católica de Valencia San Vicente Mártir (UCV), ha demostrado que el ejercicio físico deportivo realizado en forma continua y sistemática ayuda a que los niños tengan una mejor atención: aumenta su rendimiento cognitivo entre un 15% y un 25%.
Cuando hablamos de funciones cognitivas nos referimos a la memoria, atención, lenguaje, razonamiento, sensación espacial, etc.
El estudio de investigación se realizó en un colegio público de Valencia y la Escuela de Fútbol del Valencia Club Fútbol y se tomó una muestra con una población infantil entre 10-12 años, los deportes que se tuvieron en cuenta fueron los colectivos como fútbol, baloncesto.
Lo alumnos del Valencia Club realizaban entrenamientos de 90 minutos de duración planificado tres días a la semana y jugaban un partido semanal (supervisado por Prof. Educación Física), los alumnos del Colegio realizaban actividad física o clases de educación física menos de 5 horas a la semana.
La práctica deportiva aumenta el desarrollo motor, fomenta la flexibilidad y el equilibro.
Ese porcentaje del 25 % de los niños que practicaban deportes colectivos era lo que marcaba la diferencia con los que se ejercitaban de manera individual.
Se realizó experiencia con varios estímulos visuales y se tomó los tiempos de reacción así como la precisión de las respuestas.
Se hizo hincapié en las funciones atencionales como: nivel de alerta, orientación atencional, resolución de conflictos.
Se demostró que la práctica físico deportiva contribuye a aumentar el rendimiento cognitivo.
De este modo, la capacidad de atención aumenta entre un 15% y un 25%.
Los niños que realizaban menos ejercicio cometían un 7% más de errores. Y los que practicaban deporte en equipo eran un 25% mejores en la tarea de diferenciar estímulos relevantes y no relevantes comparados con los que lo hacían de forma individual (como natación o atletismo).
Otros beneficios que se observaron fueron: Aprendizaje de las reglas sociales, mejora la actitud de lo más tímidos, canaliza la agresividad, favorece la coordinación, el equilibrio, el crecimiento óseo – muscular y a asumir responsabilidades.
Conclusión:
Una vez más se muestra los beneficios de la actividad física, como se vio en adultos, en éste caso con los niños se demostró como las funciones cognitivas en deportes grupales mejoraron un 25%, en especial las funciones atencionales, el nivel de alerta, resolución de conflictos a diferencia de los que realizaban menos ejercicio físico que cometían un 7% más de errores.
Además se beneficiaban en la vida social, con la motricidad, la coordinación, el control de la agresividad, el crecimiento óseo-muscular.

Fuente: Medical Sport
http://www.medicalsport.com.ar

 

, ,

  1. No hay Comentarios

Debe estar registrado para comentar en esta entrada.